Impermeabilización y protección del hormigón.

Al hormigón, material de la mayor importancia para la construcción, se le exige en nuestros días dos características fundamentales: DURABILIDAD Y ESTANQUEIDAD.

A pesar de que se sigan los sistemas constructivos correctos para su puesta en obra, podemos encontrarnos con factores que menoscaban las cualidades arriba mencionadas, entre otros:
Ataque mecánico: golpes, movimientos sísmicos.
Ataque químico: exposición química agresiva, filtraciones de agua, acciones bacteriológicas, otros.
Ataque físico: el clima, cambios bruscos de las temperaturas, cristalización por sales, abrasión y desgaste.
El dióxido de carbono transportado en el ambiente atmosférico causa el efecto de la carbonatación del hormigón. La presencia y contacto de aguas subterráneas origina la corrosión del acero. Ambos efectos aceleran de forma progresiva el envejecimiento del hormigón, de forma aún más agravante si el agua es de origen salino.
El conjunto de metodologías, productos y sistemas VANDEX, se basa en tratamientos al hormigón mediante productos inorgánicos de base cementosa o conglomerantes hidráulicos, absoluta y totalmente homogéneos y compatibles con el hormigón tanto física como químicamente. Los productos diseñados especialmente por VANDEX para las estructuras de hormigón expuestas, les confieren a éstas una total protección y durabilidad, incluso frente a heladas o ante las acciones del agua del mar.

El sistema de Reparación-Protección e Impermeabilización integral VANDEX es una actuación adaptable a usos y solicitaciones muy diversas, en estructuras de hormigón nuevas o viejas. Es aplicable tanto en estructuras bajo nivel freático como en aquellas que por sus características requieran de una impermeabilización segura y garantizada.

Obras realizadas

Folleto específico del Servicio